Kirk Fletcher en Bluescazorla'08. Foto de J. Martín Camacho.

29 jul. 2011

DUST MY BROOM. Sobre dejarla y buscarla.

Para Sergio, porque él sí es un standard del blues.


En una canción, un hombre pretendía volver a casa para confesar a su chica que le había sido infiel; si ella no se encontraba allí, la buscaría donde hiciese falta. A partir de aquí el tópico recorrió varias versiones (para los curiosos, visitad la página de Jas Obrecht). Entonces llegó un momento en que Robert Johnson tomó los ingredientes de esta tortilla (sobre todo en las recetas de Kokomo Arnold para Sagefield Woman Blues y Sissy Man Blues), a saber: infidelidad, volver a casa y búsqueda y los batió de otro modo: ella sería la infiel, él se debate entre marcharse a casa, dejándola libre para que maltrate cualquier otro o buscarla donde quiera que esté y seguir estando a sus pies. Había nacido I believe I'll dust my broom ("Creo que voy pasar la escoba"). 
Dicen que Johnson puso la silla en un rincón del cuarto de hotel que servía como estudio y tocó enfrentado a la pared en su búsqueda de un sonido más eléctrico. Aquí tenemos su versión, grabada el 23/11/1936 para Vocalion:

I'm goin' get up in the mornin', I believe I'll dust my broom 
(x2)
Girlfriend, the black man you been lovin', girlfriend, can get my room

Creo que me voy a levantar esta mañana y pasaré la escoba (x2)
Cielo, el negro con quien te has estado acostando, cielo, puede ocupar mi espacio.
I'm gon' write a letter, telephone every town I know
(x2)
If I can't find her in West Helena, she must be in East Monroe I know


Voy a escribir una carta, a telefonear a todas las ciudades que conozco (x2).
Si no puedo encontrarla en West helena, debe de estar en East Monroe, lo sé.
I don't want no woman, wants every downtown man she meet (x2)
She's a no good doney, they shouldn't allow her on the street


 No quiero a ninguna mujer que quiera a cada hombre que se encuentre en la ciudad (x2).
Ella no es una buena mujer, no debería permitirle pisar la calle
I believe, I believe I'll go back home (x2)
You can mistreat me here, babe, but you can't when I go home


Creo, creo que volveré a casa (x2).
Puedes maltratarme aquí, nena, pero no cuando vuelva a casa.
And I'm gettin' up in the mornin', I believe I'll dust my broom
(x2)
Girlfriend, the black man you been lovin', girlfriend, can get my room


Creo que me voy a levantar esta mañana y pasaré la escoba (x2)
Cielo, el negro con quien te has estado acostando, cielo, puede ocupar mi espacio
I'm gonna call up Chiney, see is my good girl over there 
(x2)
If I can't find her on Philippine's island, she must be in Ethiopia somewhere.
Voy a llamar a China, ver si mi novia está por allí (x2)
si no la encuentro en Filipinas, debe de estar en algún lugar de Etiopía.

Pero la canción entró a formar parte de la historia del blues como una de las más versionadas gracias a la adaptación de Elmore James y, sobre todo, a su riff de slide inicial, quizá el más reconocible de toda la historia de este género. Su título se redujo a Dust my broom ("Pasar la escoba") y fue grabado el 5/8/1951 para el sello Trumpet, acompañado de Sonny Boy Williamson II a la armónica, Odie Johnson al bajo y Frock O'Dell a la batería. Pongan a todo volumen sus altavoces y no se nieguen el cosquilleo interior:









I'm gettin' up soon in the mornin' I believe I'll dust my broom (x2)












I quit the best girl I'm lovin', now, my friends, can get my room.





Voy a levantarme por la mañana temprano, creo que pasaré la escoba (x2)
Abandonaré a la mejor chica que he amado, ya, amigos, podéis ocupar mi espacio.
I'm gonna write a letter, telephone every town I know (x2)
If I don't find her in Mississippi, she be in East Monroe, I know.
Voy a escribir una carta, telefonearé a cada ciudad que conozco (x2)
si no la encuentro en Misisipí, estará en East Monroe, seguro.
And I don't want no woman, wants every downtown man she meets (x2)
man, she's not a good doney, they shouldn't allow her on the street, yeah.
No quiero ninguna mujer que quiera cada hombre que se encuentre por la calle,
Tío no es una buena mujer, no deberían permitirle pisar la calle, no.
I believe, I believe my time ain't long (x2)
I ain't gonna leave my baby,
and break up my happy home.









Creo, creo que mi tiempo se ha acabado (x2)






no voy a dejar a mi chica ni romper mi hogar feliz.















































Pero no sólo introdujo el riff, sino una última estrofa que terminó de retratar al pobre engañado como un hombre de obsesivo interior, atenazado por sus sentimientos, enganchado a ella por éstos: tras debatir entre largarse cuanto antes (maravillosa la expresión metafórica y sexual "dust my broom", literalmente, "pasar la escoba", para referirse a huir y abandonar a alguien) y reconocer su derrota ante la mejor -irónico- mujer que ha podido y podrá encontrar y dejar el camino libre para otros (juguemos ahora a la ambivalencia con "room" como espacio que uno ocupa y como "dormitorio") o buscarla por donde sea; tras esto y tras gritar a enjambre pleno que no es una buena mujer (el término doney es absolutamente peyorativo), ¿cuál es su decisión final? Pues no decidirse por nada, seguir como estaba para no romper su dulce hogar. Derrotado antes de batallar ¿No recuerda a la historia del My babe de Little Walter?

















Elmore Brooks.
Richland, Misisipí 21/I/1918 - Chicago, Illinois 23/V/1963

Y Elmore James también quedó atrapado, no por una mujer sino por esta canción, que grabó varias veces más (tal cual o con diversos nombres) y a la que sacó remedos tan burdos como Dust my blues (Trumpet, 1955). Se convirtió en marca de la casa, incluso bautizó a su banda como The Broomdusters. El éxito le dio las alas para volar a Chicago con su guitarra eléctrica (se dice que fue él quien la había introducido en el Delta allá por 1945), y tocarla de manera ansiosa, furiosa, más que amplificada hasta su distorsión. Impulsor del poder que tendría el instrumento en el blues de los cincuenta. Energía de voz de falsete, se recuerda una versión de treinta minutos del Shake your moneymaker donde no había pista de baile sino sólo baile. El muchacho de los trabajos del campo y las juke-joint que se quedó fascinado con unos guitarristas hawaiianos se convirtió y autoproclamó El rey de la guitarra slide.
Lo siento Elmore, me caes mal por guapo, por vanidoso, por no (sí, lo siento, es mi opinión) haber superado tu éxito inicial, por acomodarte en tu genialidad. Pero peor me cae el destino por darte una naturaleza frágil, por arrebatarte de un infarto cuando podrías haber y habernos hecho evolucionar mucho más, por no darnos más Dust my-lo-que-sea
Eso sí, gracias, gracias por el inicio de Dust my broom
Todo perdonado.


Sobre Elmore James:
- The amazing secret history of Elmore James. Steve Franz.

14 jul. 2011

DOWN IN MISSISSIPPI. De la plegaria feliz y la lucha esperanzadora.

Para Teresa y Paco, a los que me gustaría ver esta noche.

A muchos, allá en el Sur, en el Delta, en cuanto les vieron sus facultades musicales, le advirtieron de que debían elegir entre la iglesia o el demonio. Tan separadamente entendían los cantos espirituales y el blues. Y, sin embargo, nacían de una misma necesidad. Hace poco, Paco Perdiguero, amante del blues y de darlo a conocer, hacía suyas las palabras de B. B. King sobre la alegría de cantar blues. Eso mismo decía Muddy Waters (y a ellos dos hay que hacerles siempre caso): el blues habla del demonio interior, pero tocar las canciones transforma ese dolor y anima el sentimiento, a los que lo escuchamos nos hace disfrutar y, no sé si de modo catártico o no, mejorar y alegrarnos.
El blues y el gospel buscan una redención de sensaciones, ya sea a través del regodeo en el dolor, ya sea a partir de la esperanza en un mañana mejor, en la otra vida, como es el caso de las canciones espirituales, o en esta, como en las canciones pro-derechos civiles.
Quizá el mejor grupo que ha aunado estas corrientes de canción del alma, canción civil y canción de la tristeza sea The Satple Singers, formado por el patriarca Roebuck "Pops" Staples y sus cuatro hijas, bajo la iluminación moral y espiritual de su amigo Martin Luther King, Jr. "Pops" dijo a sus hijas tras oírle hablar en 1963: "Me gusta ese hombre. Me gusta su mensaje. Y si él puede predicarlo, nosotros podemos cantarlo". Y así empezó su trayectoria con las canciones de liberación que los transformarían en el grupo de referencia en los sesenta.
Mavis Staples
Chicago, Illinois, 10/VII/1939.

La benjamina del grupo, Mavis, recuerda que siendo pequeña oía llegar a sus familiares y amigos y sentarse en la cocina. Ella, rápida, se sentaba en el suelo y los oía cantar. El tipo de canciones que salía de su padre, tíos y abuelos, es el que continuaría ella; primero, bajo la dirección de su padre, y luego, desde finales de los setenta, en solitario.
Pero la lucha sigue siendo la misma; los sentimientos, iguales. Defender los derechos civiles no tiene fin, sigue; cambian los tiempos, no la implicación: memorable su concierto desde el Hideout tras la victoria de Obama (así lo entendí y lo reflejé en Revista Discóbolo). Tras lo escrito allí (pinchen el enlace), sólo me queda seguir alegre el resto de la tarde hasta que  vea a Mavis Staples otra vez a las 21.00h y la oiga cantar la canción de J. B. Lenoir que ha hecho suya para siempre: Down in Mississippi (Anti, 2007). Hoy estoy feliz.

Permítanme dos versiones:

La del disco We'll never turn back (Anti-, 2007), con Ry Cooder (productor del tema) a la guitarra:


Y, otra en directo, con Rick Holmstrom (que la acompañaba en el lp Live: Hope at the Hideout (Anti-, 2008):

As far back as I can remember
I either had a plow or hoe
One of those 'ole nine foot sacs
standing at the old turn row
Lo más atrás que puedo recordar
es tener un arado o una azada,
uno de esos sacos de nueve pies
esperándote al terminar tu surco.
Down in Mississippi (x2)
Down in Mississippi where I was born
Down in Mississippi where i come from
 En el sur, en Mississippi,
en el sur, en Mississippi, donde nací,
en el sur, en Mississippi, de donde vengo.
They had a hunting season on the rabbit
If you shoot em you went to jail
Season was a always open on me
Nobody needed no band
 Ellos tenían su temporada de caza del conejo,
si tú les disparabas ibas a la cárcel,
pero la temporada siempre estaba abierta para mí,
Nadie necesitaba una banda.
I remember, I use to walk down that gravel road, walking with my grandma,
Mississippi sun, beaming down
I went to get some water
My grandma said, young 'un you can't drink that water, she said you drink from that fountain over there, heha
and that fountain had a sign
said "for colored only"
Recuerdo que solía caminar por un camino de grava con mi abuela
y el sol de Mississippi brillando en el crepúsculo,
ir a beber algo de agua
y decir mi abuela: "jovencita, no puedes beber de ese agua -me dijo- bebe de la fuente de allá".
Y esa fuente tenía un letrero, decía: "sólo para gente de color" 
I was so glad I had my grandma and my papa, a huh, and I wont leave you out grandpa
My grandpa was so proud of me yall
I went down in forest Mississippi one time na,
didn't know no better, but i intergrated, a washeteria
He was telling everybody, my grandbaby mavis, she went up to washeteria and washed some clothes, and all the black ladies followed her on up in there, I'm proud of my grandbaby,
I saw many more of those signs as I lived in Mississippi,
I'm so glad I can say that I saw every one of those signs, Dr. King saw that every one of those signs was taken down, down in Mississippi 
Estaba tan contenta de tener a mi abuela y a mi papá; y no me olvido de ti, abuelo.
Mi abuelo estaba tan orgulloso de mí, sí.
Una vez me interné en el bosque de Mississippi,
no sabía mucho, pero me integré, una lavandería automática.
Él se lo iba contando a todo el mundo: "mi nieta Mavis se ha acercado a una lavandería y ha lavado ropa y todas las mujeres negras la han seguido. Estoy orgulloso de mi nieta".
Vi muchos de esos letreros cuando vivía en Mississippi,
estoy tan contenta de poder decir que vi cómo cada uno de esos letreros, que Dr. King vio cómo cada uno de esos letreros fue desmontado en el sur, en Mississippi.

Mavis Staples sigue queriendo desmontar, derribar. Con alegría, con esperanza.

5 jul. 2011

WHISKEY AND GOOD TIME BLUES. De tiros y gatillazos.

William Lee Conley, Big Bill Broonzy.
Lake Dick, Arkansas 26/VI/1898 - Blue Island, Illinois 15/VIII/1958
Fotografía de Terry Cryer.
Enorme como su sobrenombre y su legado (más de trescientas canciones), Big Bill Broonzy, logró salir adelante en una familia de diecisiete hermanos. Sus primeras canciones folk las cantó acompañado con un violín casero fabricado a partir de una caja de cigarros. Tenía diez años. Etapa como aparcero, como soldado en Europa durante la I Guerra Mundial, para volverse y establecerse en Chicago. Allí cambió el violín por la guitarra y fue aprendiz del juglar y vendemilagros Papa Charlie Jackson. De ahí a combinar sus trabajos con actuaciones en rent parties (fiestas para ayudar a pagar el alquiler del anfitrión) y eventos sociales sólo había un paso. Los años treinta fueron su mayor éxito con las grabaciones para Paramount y Bluebird y, sobre todo, con su colaboración con el pianista Black Bob Call. Sus sonidos pronto formaron una unión tan deseable como el whiskey y las mujeres. Sólo podía haber un resultado: pasar un buen rato. Como ejemplo, no puedo pensar en otro mejor que en Whiskey and the good time blues ("El blues del whiskey y un buen rato"), 1939.


I believe, I believe, I believe I'll change my way (x2)




There is three things, cross me down today
Creo que voy a cambiar mi forma de ser,
a día de hoy hay tres cosas que me atormentan.
There is three things in life just won't let me rest (x2)
There's whiskey and good time, and a good woman can do the rest
Tres cosas hay en la vida que no me dejan en paz:
el whisky, pasar un buen rato y una buena mujer pueden hacer el resto.
One drink will make you want more, and more will make your love come down
Yeah, more'll make your love come down
Boy you should go home 'cause you can't do a thing but clown
Una copa hará que quieras más; y más hará que tu amor se venga abajo,
sí, más hará que tu amor se venga abajo.
Chico, deberías irte a casa porque no podrás hacer nada más que el payaso.
Yeah, look how three things brought me down (x2)
Now don't fly high, 'cause it hurts when you hit the ground
Mira cómo estas tres cosas me han hecho venir abajo.
Ahora no vuelo alto, porque duele cuando te estrellas con el suelo.
I don't wanna be rich, I don't care for fancy clothes (x2)
Yes give me a pretty woman and an automobile, I will be a happy soul
No quiero ser rico, no me importa la ropa cara,
sí, dame una mujer hermosa y un coche y seré un alma feliz. 

Un tiro, dos de whisky son buenos; el tercero puede ser bien malo. Esto es filosofía popular, común a toda la humanidad, y de eso sabía mucho Big Bill Broonzy. Trata el tema de manera irónica, como el sonido de las teclas del piano y los movimientos de su voz. En otro tema, titulado precisamente Good liquor will carry me down, también hablaba de los problemas sexuales del alcohol hasta el punto de que su mujer le amenaza con if you don't, Big Bill, some other man gonna carry your business home ("Si tú no puedes, Big Bill, otro se encargará de los asuntos de tu casa"). De ahí, como en las sentencias famosas, la enseñanza al final: antes de nada, incluso de la bebida, prefiero un coche y una mujer hermosa. A mí nunca me gustaron mucho los motores.

Nota:
- Sobre Big Bill Broonzy, Big Bill Blues, William Broonzy's story as told to Yannick Bruynoghe. William Broonzy & Yannick Bruynoghe.